Torres del Paine Hotel Las Torres
  • Flora y Fauna Torres del Paine
  • Flora y Fauna Torres del Paine
  • Flora y Fauna Torres del Paine
  • Flora y Fauna Torres del Paine
  • Flora y Fauna Torres del Paine
  • Flora y Fauna Torres del Paine
  • Flora y Fauna Torres del Paine
  • Flora y Fauna Torres del Paine
  • Flora y Fauna Torres del Paine
  • Flora y Fauna Torres del Paine

Flora y Fauna

El Parque Nacional Torres del Paine es el hábitat para una amplia variedad de ecosistemas, siendo así un tesoro dentro de los sitios protegidos de la vida silvestre chilena. La biodiversidad de flora y fauna se debe a cuatro tipos de comunidades ecológicas:

  • La estepa patagónica
  • El matorral pre-andino
  • El bosque deciduo magallánico
  • El desierto andino

En estas comunidades viven más de 120 especies de pájaros, 25 de mamíferos y 270 de flora. De la gran cantidad de fauna que se encuentra en esta Reserva Nacional de la Biosfera hay 5 especies que destacan por su atractivo. En esta selecta lista se encuentran el puma, el cóndor, el huemul, el ñandú y el guanaco.

El puma es una criatura elusiva que se esconde mientras observa sus vastos territorios. Este solitario felino ronda en horarios nocturnos y crepusculares, cazando y vigilando su territorio.

El cóndor es símbolo del escudo nacional. Habita en las más altas montañas andinas, puede volar a más de 7 mil metros de altura y planear por horas sin mover sus alas. Es rapaz diurno y es una de las aves voladoras más grandes del mundo.

El huemul también es símbolo en el escudo nacional de Chile, es un venado de tamaño mediano, robusto y muy tímido. Esta elegante criatura está, desafortunadamente, en el listado de especies en peligro de extinción.

En contraste, el guanaco es el más fácil de ver. Es un camélido andino que se encuentra en grandes cantidades recorriendo las pampas en diferentes grupos.

El ñandú, también denominado rhea, es un miembro de la familia de avestruces. Tiene un metro y medio de estatura y puede alcanzar hasta los 35 kilómetros por hora. Se encuentra con frecuencia entre manadas de ganado y guanacos pastando en las pampas.

Flora

En el Parque Nacional Torres del Paine, es posible encontrar distintos paisajes como glaciares,cordones montañosos, bosques y hermosos saltos de agua. Así, en todas las comunidades ecológicas descritas anteriormente, se pueden observar más de 274 especies de plantas diferentes.

En Matorral Preandino, la vegetación se presenta en las mesetas y llanuras de la zona, adaptados para economizar agua y soportar los embates del viento.

Entre las plantas que se observan están aquellas de hojas duras y pequeñas como Notro o Ciruelillo (Embothrium coccineum), Chilco (Fuchsia magellanica), Siete camisas (Escallonia rubra) y Orquídea porcelana (Chloraea magellanica). Además de algunas con espinas como la Mata barrosa (Mullinum spinosum), Mata negra (Junellia tridens) y Calafate (Berberis buxifolia).

En Bosque Magallánico Deciduo, las condiciones locales de precipitaciones -sobre los 600 mm. anuales – que cubren las laderas de cerros y algunos valles, genera la aparición de comunidades arbóreas donde se observa la presencia de la Lenga o Roble de Magallanes (Nothofagus pumilio), Coigüe (Nothofagus betuloide) y en menor proporción el Ñirre (Nothofagus antarctica).

En la Estepa Patagónica, ubicada en la franja oriental del Parque se puede observar que la vegetación se constituye, en gran medida, por pastos que crecen en matas aisladas con aspecto de champas (Coirón o Festuca Gracillima).En esta área no es posible diferenciar verdaderos árboles, debido a la escaza humedad y el viento seco que corre.

Finalmente, en el Desierto de altura o andino, las condiciones climáticas adversas presentes en esta área, donde abundan los fuertes vientos, cambios bruscos de temperatura y altos niveles de radiación UV, propician una vegetación carente de árboles o arbustos altos. Las especies de montaña crecen de forma dispersa, ubicandose en grietas de rocas o fisuras.

Por sobre los 600 m.s.n.m crecen especies como la Frutilla del diablo (Gunnera magellanica), Llareta (Azorella monantha) y Ñirre (Nothofagus antarctica) en forma de matorral achaparrado.

Todos estos elementos constituyen la vida y color del Parque Torres del Paine, paisaje que podrá ser disfrutado en toda su magnitud a través de los programas que Hotel Las Torres ofrece y que lo harán vivir una experiencia única e inolvidable en lo más profundo de la Patagonia Chilena.